Poesías

“Soy el amo de mi destino” de Nelson Mandela

Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.

En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.

Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.

Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el Horror de la Sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.

No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

Anuncios
Poesías

Una noche de ensueño

Y esa noche soñé que tenía tu cabello entre mis dedos
Apoyaste tu cabeza sobre mi pecho
Y juntos escuchamos el silencio
Sabía que era un sueño pero aun así sentí el aroma de tu cuerpo
No pude ver tus ojos, pero escuché tu voz decir: te amo
Sabía que era un sueño y no quería despertar
Pero tu “te amo” me lo voy a quedar

HEJsz

Poesías

Un poema a quien lucha

La presión estaba sobre ella.

Mientras hacía su propio trabajo podía sentir como era examinada en cada paso.

Cada gota que colocaba era medida. Cada nota que tomaba era chequeada. Ella estaba calmada, pero aún así ella seguía ahí. Tan inquisitiva como siempre, tan fría como siempre, tan silenciosa como siempre.

¿Qué quiere de ella? ¿Por qué siempre está allí? ¿Por qué la sigue a todas partes? ¿Quién carajos es ella? Sigue leyendo “Un poema a quien lucha”

Espiritualidad práctica, Frases del dia

Ábrete a la sincronía 

El universo en todo momento te está guiando a través de los caminos que te llevaran a tu plenitud. No dejes que tus caprichos, la sociedad y sus mandatos, ni lo que otros quieran o esperen de ti dirija tus pasos. 

Ábrete a ser guiado por el universo a través de las casualidades, las sorpresas, los milagros y, sobre todo, tu intuición. Sólo cuando te dejas guiar es que podrás llegar.

Poesías

Besos de loto

“Aquí sentado en una flor de loto cierro mis ojos y medito,
Todo lo que veo es un paraíso,
Simplemente porque allí estás tú,
A quien siempre he querido a quien siempre busqué,
Junto mis manos y rezo,
Por ti y porque me veas,
Y al verme sonrías,
Y al sonreír me beses,
Y cuando me beses despierte
Y al despertar te encuentre a mi lado”.

HEJsz

Otros Blogs e Ideas, Poesías

Podemos vivir en armonía aunque no pensemos igual…

Quiero compartir este poema del Pastor Martin Niemöller (pastor alemán antinazi) que nos recuerda la importancia de alzar la voz por lo justo y correcto. Bien sea por la voz de una sociedad entera, o bien sea por esa voz interna que te recuerda lo que es correcto y que sientes que debes decir.

“Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar”

Todos somos uno, parte de una misma sociedad que busca libertad y una vida próspera (dentro de las ideas de cada uno). Podemos pensar distinto y aún así remar en la misma dirección.

 

HEJsz

Espiritualidad práctica

¿Qué es “vivir el presente”? El Mindfulness hecho Práctico.

Los monjes Zen muchas veces explican que ser espiritual no es pensar en Dios cuando pelas una patata, ser espiritual es simplemente pelar la patata y poner toda tu atención en esa actividad. Esta es la perfecta definición de vivir el presente y está muy relacionada con una de las terapias para la reducción del estrés más populares actualmente: El Mindfulness o Atención Plena.

Sus beneficios físicos van desde la reducción del estrés, la disminución de nuestros niveles de ansiedad, mejor sueño, aumento de la concentración y memoria. Pero ¿cómo podemos vivir el presente?

Vivir el presente implica primero que nada desconectar el piloto automático. Es decir, hacer las actividades sin realmente pensar en lo que hacemos o divagando en nuestra mente en muchas otras cosas sobre lo que vamos a hacer después, alguna preocupación o actividad que hacemos a la vez (como revisar el wasap o el Facebook). Aunque puedas hacer cosas rápida  y automáticamente por la experiencia y práctica que tienes, la intención es encontrar la paz y tranquilidad en el presente focalizando todos los sentidos a la actividad que haces justo ahora.

Fíjate, los niños son un perfecto ejemplo de vivir el presente. Si alguien te llama por teléfono y te pregunta “Hola, ¿qué haces?” las respuestas típicas serán describir lo que haces “estoy lavando los platos, estoy terminando algo en el trabajo, voy saliendo a buscar a los niños”. Pero en cambio, si llamas a un niño por teléfono y le dices “Hola, ¿qué haces?” por lo general responderá algo como “Hablo contigo, ¿y tú?

Esto es vivir el presente.

Hagas lo que hagas asegúrate de que estás inmerso en esa actividad y no planificando lo que harás después o dándole vueltas a cualquier otra idea, preocupación, pensamiento o deseo en la cabeza.

Ejercicios prácticos que te ayudarán a volver a vivir el presente:

  • Lávate o cepíllate los dientes con tu mano menos diestra: esto te ayudará a concentrarte en cada movimiento que tienes que hacer para poder realizar tu labor con éxito evitando darte golpes una y otra vez.
  • Come sin el teléfono cerca y sin conversar: eventualmente puedes hacer alguna comida sin hablar ni tener el teléfono cerca, tú único enfoque será saborear la comida a profundidad, detallar los distintos colores, sentir las diferentes texturas y aromas de la comida. Es decir, usar todos los sentidos para comer, no sólo el gusto.
  • Toma una ducha con consciencia: así como el comer, toma una ducha y experiméntala con todos los sentidos: siente el olor del jabón y el champú, escucha el agua caer; suena distinto cuando choca con tu cuerpo primero y cuando cae directamente al suelo, ve gotas de agua correr por tu cuerpo, siente la textura del jabón y el champú.
  • Escucha para entender no para responder: cuando converses con alguien escúchalo/a para entender realmente lo que te quiere decir y cómo se siente al decirlo. Por lo general tratamos de pensar qué responder antes de que terminen de hablar, y mientras pensamos no escuchamos y perdemos parte del mensaje. La persona que habla contigo ha confiado en ti para contarte algo, merece ser escuchado tanto como comprendido.

Todos estos ejercicios los recomienda el principal experto en Mindfulness a nivel internacional John Kabat-Zinn en su libro “Vivir con plenitud las crisis”. Todos están diseñados para servir como ejercicios de vuelta a la calma y estabilidad emocional aún en medio de momentos duros y estresantes.

Si te gustaron los ejercicios o conoces algún otro déjame un comentario y comparte con nuestra comunidad para ayudar a todos a crecer juntos.

Lista de reflexiones y frases sobre el mindfulness que te ayudarán:

Vive el presente, es el único momento sobre el que tienes control, es el único sitio en el que realmente sabes lo que está pasando.

Nos dijo Buda que El presente es el resultado de lo que pensaste y ayer y la causa de lo que serás mañana.

Nos recordó una vez el Dalai Lama que hay dos días a la semana sobre los que no tienes ningún control, el mañana y el ayer, por eso has que tu intención sea aprovechar cada día con todas tus fuerzas, energía y actitud.

Las preocupaciones están en el futuro, las tristezas y depresiones vienen de un pasado que no fue como esperábamos, las más grandes dichas y alegrías emergen en el presente cuando nos damos cuenta que todo lo que hoy vivimos es perfecto y sirve un propósito para construir la vida que queremos.

 

Hernán E Janszen, Coach y Asesor de Vida residente en Madrid. Es el escritor del ebook “Guía práctica hacia la armonía” y se dedica a ayudar a las personas a encontrar su paz y equilibrio para poder avanzar haca las metas que se propongan en la vida. A través de sus escritos y consultas busca llegar a la esencia de cada persona para despertar el potencial innato de salir de las crisis o situaciones que vive y así convertirse en quién realmente pueden ser . Puedes conocer más sobre Hernán aquí o descargar su libro en www.casadellibro.com.
Espiritualidad práctica, Frases del dia

“Es que Yo tengo la razón” Consejos para que las discusiones no dañen relaciones.

Te encuentras agitado/a y molesto/a quizás, estás hablando con tu pareja, compañero de trabajo, familiar o amigo/a y no parecen entender lo que le tratas de explicar. Argumentos van y vienen, las miradas se intensifican y la conversación suena más o menos así:

“Es que tú no me entiendes! Mira la forma en la que vives, ¿cómo es posible que alguien viva así? Lo único que haces es pensar en ti, todo lo que haces es buscar lo que te conviene y te interesa, nunca haces nada por nadie. Deberías de ser como yo, todo lo que tengo lo doy no importa a quien sea, yo sé que es mejor dar que recibir, yo no soy tan egoísta como tú y vivo mucho más feliz aquí donde estoy. ¿Por qué no cambias?”

A lo que por lo general responden algo como:

“Pero ¿quién te crees tú para decirme cómo debo vivir? Yo vivo primero para mí, si no me cuido yo nadie más lo hará, o es que ¿todos te dicen gracias después de que tú lo has dado todo? Antes de pasar molestias y momentos incómodos prefiero perseguir lo que a mí me conviene y el que quiera que venga conmigo. Yo vivo para mí, y así vivo feliz aquí donde estoy, tú deberías de cambiar”.

¿Te suena familiar esta discusión? Apuesto a que a medida que leías le pusiste una cara o dos a cada uno de los personajes. ¿A quién le darías la razón? Elige a alguien y sigue leyendo.

Lo cierto es que son discusiones que escuchamos día a día. Cada uno defiende su verdad, o lo que considera que es “la verdad”. Pero ahora te pido que reflexiones y te respondas ¿qué es la verdad? ¿No es acaso un tema de percepciones?

La verdad absoluta no existe, los grandes filósofos al final siempre defienden que la verdad depende de quién la diga. Por ejemplo, la discusión que acabas de leer era una conversación entre una fruta y una raíz de un mismo árbol. Para la fruta, lo más importante es dar, se llena de vida, de jugo y de nutrientes para dárselo a quién la despoje de su rama y para ella esa es la mayor verdad; el propósito de vida más importante. Pero para la raíz, no le interesa darle nada a nadie porque su labor es nutrir al árbol que luego se encargará de dar sombra y frutas, para ella entonces, desde la profundidad de la tierra, lo más importante es absorber todo lo que necesita, tomar todo lo que pueda y seguir ella creciendo y dándole estabilidad al árbol.

Ambos desde su perspectiva nutren un bien mayor (el árbol y su propósito). Ambos pueden coexistir sin problemas, sin uno el otro no tendría sentido. El querer cambiarse el uno al otro es ridículo.

Ahora, ¿sigues dándole la razón a uno de los dos o respetas el punto de vista de cada quién?

Las discusiones en la vida real son así, cada quién defiende la verdad que más les sirve a lo que sienten que es su propósito de vida particular. No hay un propósito más importante que otro ni nadie más importante que otros, todos servimos una parte en el plan de la vida y esto es lo que nos permite vivir en perfecta armonía y sincronía.

La próxima vez que te sientas tentado a perder tu paz y tranquilidad por entrar en una discusión o defender tu punto de vista, recuerda que tu verdad es tan válida como la de los demás, y que si a ellos les hace feliz defender esa idea ¿no es mejor dejarlo de ser feliz en vez de tener tú la razón?

¿Preferirías tener la razón o preferirías ser feliz?

HEJsz

Hernán E Janszen es un Coach y Asesor de Vida residente en Madrid. Es el escritor del ebook “Guía práctica hacia la armonía” y se dedica a ayudar a las personas a encontrar su paz y equilibrio para poder avanzar haca las metas que se propongan en la vida. A través de sus escritos y consultas busca llegar a la esencia de cada persona para despertar el potencial innato de salir de las crisis o situaciones que vive y así convertirse en quién realmente pueden ser . Puedes conocer más sobre Hernán en www.hernánjanszen.com o descargar su libro en www.casadellibro.com.

Espiritualidad práctica

¿Cómo saber que todo va a estar bien?

Sumergido/a en una crisis ¿te cuesta ver las cosas positivas?, o ¿cuando te sientes feliz y tranquilo/a quieres evitar que lo malo te perturbe?

La vida es como un río, que sin esforzarse y dejándose llevar por la fuerza natural de la gravedad se dirige continuamente hacia su destino: el océano. No importa que en su camino se encuentre represas ya que ninguna puede retener su camino para siempre.

De la misma manera en que el río fluye, tú también fluyes hacia tu destino. Pero cuando te niegas a aceptar los caminos porque no son lo que esperabas, o tratas de evitar los errores u obstáculos, estás colocando represas y desviándote de tu camino natural hacia lo que buscas y, sobre todo, hacia lo que la vida quiere para ti. El río no intenta evitar nada porque sabe que estaría rechazando su propio camino.

Este es uno de los mensajes más importantes que nos enseña también el Yin Yang. yingyang

Uno de los símbolos más importantes que existe. Ese famoso círculo de blanco y negro inmortalizado en tantos tatuajes y películas que ya hemos perdido la cuenta. Pero, ¿qué tiene este maravilloso símbolo que enseñarnos?

El Yin Yang es la representación del equilibrio y de la dualidad. Dentro de la pureza del blanco hay un punto negro, dentro de la oscuridad del negro emerge la luz en un punto blanco. Ambos forman un equilibrio que representa entre muchas otras que dentro de todo lo bueno existen algunas cosas “malas” y dentro de todo lo malo existen algunas cosas buenas. Y que ambas se equilibran y conforman la unidad.

Pero esto va mucho más allá. El significado más trascendental es que, a corto plazo lo positivo y lo negativo se complementan el uno al otro, pero que dentro de la eternidad y la infinidad de la vida espiritual, todo al final siempre es bueno.

Desde una perspectiva más amplia, todo lo que vivimos siempre desemboca en un bien mucho mayor. Esa oscuridad que opaca a veces nuestro día más anhelado no es más que una lección que debemos aprender para manifestar nuestra verdadera luz. Y que, aún en los momentos de mayores crisis y caídas, donde sólo vemos destellos esporádicos de tranquilidad y alegría, son situaciones que fortalecen nuestro carácter para salir de ellas preparados/as para escalar a nuevas alturas.

Cuando estés en tu punto más alto de éxtasis y felicidad no pretendas ignorar el otro lado del Yin Yang, porque sería como quitarle una mitad a una rueda, podrá rodar por unos instantes, pero cuando llegue a la parte que le falta se va a estancar.

Y lo mismo vale para cuando te sientas muy angustiado/a, estresado/a o desesperado/a, recuerda que del otro lado se encuentra el bien que te permitirá balancear todo de nuevo.

Al final el yin yang es como una rueda, a veces gira sobre lo blanco y a veces gira sobre lo negro, pero siempre gira y avanza hacia el bien mayor. Así es la vida también.

HEJsz